Bienvenido a Iuscanonicum, el sitio de derecho canónico

El Santo Padre Francisco, en la audiencia concedida el 7 de febrero de este año al infrascrito Cardenal Prefecto y Arzobispo Secretario del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica ha aprobado específicamente la siguiente disposición:

“Antes de que el obispo diocesano erija -mediante decreto- una asociación pública de fieles con miras a convertirse en un Instituto de Vida Consagrada o en una Sociedad de Vida Apostólica de derecho diocesano, debe obtener la licencia escrita del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de vida apostólica”.

La Santa Sede propone un irinerario catecumenal para el sacramento del matrimonioEl Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida ha publicado un itinerario catecumenal de preparación a la vida matrimonial que se prolonga después de la boda. Pide ofrecer servicios de acompañamiento para matrimonios en crisis.

Una buena preparación al matrimonio es un «antídoto» para evitar la proliferación de bodas nulas o vividas de forma inconsciente. En cambio, acercarse al altar de forma demasiado superficial puede hacer que este tenga unos cimientos tan débiles que se «desmorone» en poco tiempo y no pueda resistir ni siquiera las primeras crisis. Algo que el Papa Francisco vive con «grave preocupación». Por eso viene promoviendo desde hace años la elaboración de un Itinerario catecumenal para la vida matrimonial.

Colegialidad, laicos, dicasterios: Así cambia la Curia RomanaEntrevista con Monseñor Arrieta, Secretario del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos. El caso de las Prelaturas personales.

La Constitución Apostólica Praedicate Evangelium establece la reforma de la Curia Romana. Publicada el pasado 19 de marzo, entrará en vigor el próximo 5 de junio, solemnidad de Pentecostés. Le pedimos a monseñor Juan Ignacio Arrieta, secretario del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, que nos haga un comentario. La colegialidad, el laicado, el papel de algunos Dicasterios entre los temas de la entrevista.

Exaudi: ¿Nos puede hacer una valoración de conjunto de la constitución Praedicate Evangelium, con la que se procede a la reforma de la Curia Romana?

Este domingo de Pentecostés entra en vigor la Constitución Apostólica con la que el Papa Francisco reforma la estructura y operatividad de la Curia Romana y los Dicasterios. Una misión que para el secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos imprime un “estilo de gobierno" de diálogo y colaboración.

Praedicate evangelium: es la tarea que el Señor Jesús ha confiado a sus discípulos”. Este mandato constituye el primer servicio que la Iglesia puede ofrecer a cada hombre y a toda la humanidad en el mundo de hoy”. Con estas palabras abre el texto de la Constitución Apostólica sobre la Curia romana y su servicio a la Iglesia en el mundo, que por voluntad de Papa Francisco entra en vigor, este 5 de junio, Solemnidad de Pentecostés. Publicado el pasado 19 de marzo, en la Fiesta de San José, el documento retoma los cambios estructurales y operativos que ya había introducido Francisco desde el inicio de su pontificado y relanza nuevos equilibrios y dinámicas de acción de la Curia Romana, que “no se coloca entre el Papa y los Obispos, sino que se pone al servicio de ambos”.

Normas sobre los delitos más graves
reservados a la Congregación para la Doctrina de la Fe

Primera Parte
Normas sustanciales

Art. 1

§1. La Congregación para la Doctrina de la Fe, a tenor del art. 52 de la Constitución Apostólica Pastor Bonus, juzga los delitos contra la fe y los delitos más graves cometidos contra la moral o en la celebración de los sacramentos y, en caso necesario, procede a declarar o imponer sanciones canónicas a tenor del derecho, tanto común como propio, sin perjuicio de la competencia de la Penitenciaría Apostólica y de cuanto se prescribe en la Agendi ratio in doctrinarum examine.

§ 2. En los delitos de los que se trata en el § 1, por mandato del Romano Pontífice, la Congregación para la Doctrina de la Fe tiene el derecho de juzgar a los Padres Cardenales, a los Patriarcas, a los legados de la Sede Apostólica, a los Obispos y, asimismo, a las otras personas físicas de las que se trata en el c. 1405 § 3 del Código de Derecho Canónico (CIC) y en el c. 1061 del Código de Cánones de las Iglesias Orientales (CCEO).

§ 3. La Congregación para la Doctrina de la Fe juzga los delitos reservados de los que se trata en el § 1 a tenor de los siguientes artículos.

Iuscanonicum - Derecho Canónico en la web  Avisos legales