Timber by EMSIEN 3 Ltd BG
There are no slide to show, Please make sure you have configured SlideShow correctly.
Prev Next

Me siento complacido de endosar la siguiente declaración del Comité Administrativo de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. El Comité Administrativo, compuesto de 47 obispos, el cual incluye el comité de presidentes y representantes de las 14 regiones de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, tomó esta acción durante su conferencia anual celebrada en Washington D,C. el pasado mes de septiembre.

La Iglesia Católica cree y enseña que el matrimonio es una unión de fidelidad y para toda la vida exclusivamente entre un hombre y una mujer, unidos como esposo y esposa en una íntima relación de vida y amor. El matrimonio existe para que los esposos puedan crecer mutuamente en el amor y por la generosidad de su amor traigan hijos a este mundo para servir plenamente en este mundo.

Por otra parte, creemos que la institución natural del matrimonio ha sido bendecida y elevada por Jesucristo a la dignidad de sacramento. En esta forma el amor del esposo y la esposa se convierte en una imagen viviente de la manera en la cual el Señor ama personalmente a su Pueblo y está unido a ellos. El autor del matrimonio es Dios. Es tanto una relación de personas y una institución de la sociedad . Sin embargo, no es solamente cualquier relación o una institución más. Creemos que en el plan divino, el matrimonio tiene su propio significado y logra sus propósitos. Por tanto como pastores y maestros, es nuestra obligación, una responsabilidad que compartimos con los fieles cristiano y con todas las personas de buena voluntad de promover, preservar y proteger el matrimonio de acuerdo a la voluntad de Dios, así como ha sido entendido y vivido por generaciones y así como ha servido el bienestar común de la sociedad. Promover, preservar y proteger el matrimonio hoy en día requiere entre otras cosas, que aboguemos por legislaturas e iniciativas de políticas públicas que definan y apoyen el matrimonio como una relación e institución única y esencial. En un tiempo en el cual la familia está bajo el influjo de mucha tensión, los principios de defensa del matrimonio son una urgente necesidad para asegurar el florecimiento de las personas, el bienestar de los hijos y el bien común de la sociedad. Nuestra defensa del matrimonio debe de enfocarse sobre todas las cosas en la importancia del matrimonio, no en la homosexualidad u otros asuntos. La enseñanza de la iglesia acerca de la dignidad de la persona homosexual es clara. A ellos es un deber aceptarlos con respeto, compasión y sensibilidad. Nuestro respeto por ellos significa que condenamos cualquier forma de discriminación injusta, acoso o abuso. Igualmente clara , es la enseñanza de la Iglesia acerca del significado de las relaciones sexuales y su lugar solamente dentro de la actividad matrimonial. A lo que se llama uniones homosexuales no se les puede dar la categoría de matrimonio, debido a que ellas no expresan la complementariedad humana e inherentemente son no-procreativas. Recientemente, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó una declaración oponiéndose enfáticamente a la legalización de los matrimonios entre homosexuales.

El Obispo Milton D. Gregory, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos recibió con agrado esta declaración y fue aún más lejos, expresando nuestra propia convicción de que "tal equivalencia no solamente debilita la función de la misma ley por medio de forzar la ley para violar la verdad del matrimonio y la vida familiar como el fundamento natural de la sociedad y la cultura". Hacemos un llamado a los católicos y a todas las personas de buena voluntad, para que se unan a nosotros para promover este punto de vista positivo acerca de la importancia del matrimonio para los hijos y para la sociedad, y para defender estos principios y la institución del matrimonio. Esto es muy importante cuando la cultura popular, la prensa y los entretenimientos a menudo socavan y debilitan o ignoran la función esencial del matrimonio y promueven la igualdad entre el matrimonio y las relaciones homosexuales. Haremos esto cuando enseñemos y cuando prediquemos, pero también lo haremos en nuestra política pública de defensa a nivel estatal y nacional y en diálogo importante acerca del cual es la mejor manera de proteger el matrimonio y el bienestar común en la Constitución de los Estados Unidos y en nuestra sociedad como un todo. Ofrecemos nuestro apoyo general para una Enmienda Federal del Matrimonio en la Constitución de los Estados Unidos al mismo tiempo que continuamos trabajando para proteger el matrimonio en legislaturas estatales, tribunales, el Congreso y otros foros apropiados.

Monseñor Robert H. Brom es Obispo de San Diego, California, Estados Unidos

Me gusta

Busque en este sitio

Hazte fan

Quién está en línea

Hay 141 invitados y ningún miembro en línea

Libro recomendado

¿Nos casamos o nos vamos a vivir juntos?

Descarga destacada

Libro electrónico Nulidades matrimoniales, de la abogada Rosa Corazón, en formato epub, nueva edición actualizada.

Nulidades matrimoniales

Disponible para la descarga en esta web por gentileza de la autora